CCOO denuncia la constante pérdida de personal y su avanzada edad en la Seguridad Social

    CCOO ha realizado tres estudios sobre el personal de la Seguridad Social donde se constata una situación agónica: en los próximos 10 años se jubilará más de la mitad de la plantilla, están vacantes uno de cada cinco puestos de trabajo, desde 2009 se han perdido más del 17% de efectivos.

    05/09/2018.
    Oficina de la Seguridad Social

    Oficina de la Seguridad Social

    CCOO exige que se incluya a la Administración de la Seguridad Social como centro de cobertura prioritaria además de la convocatoria inmediata de una Oferta de Empleo Público Extraordinaria para solucionar el grave problema de la falta de personal que deja a la deriva el sistema de Seguridad Social.

    Los tres estudios elaborados sobre el personal que presta sus servicios en las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social se estructuran en: 1)“¿Quiénes somos?”: Informe sobre la ocupación actual de las Relaciones de Puestos de Trabajo; 2) “¿De dónde venimos?”: Informe de la evolución del número de personal de la Seguridad Social entre los años 2009 y 2018; y 3) “¿A dónde vamos?”: Informe de la edad de las empleadas y empleados públicos que actualmente prestan sus servicios efectivos en la Seguridad Social. El sindicato ha extraído las siguientes conclusiones de los datos examinados:

    1) En materia de edad: En el plazo máximo de 5 años se jubilarán 5.084 empleados públicos, que suponen el 21,46% de la plantilla actual. La situación se agrava si el plazo es de 10 años ya que entonces se jubilarían un 33,97% adicional. Es decir, en los próximos 10 años se jubilaría el 55,43% de la plantilla actual. ¡MÁS DE LA MITAD DE LA PLANTILLA ACTUAL! La situación se hace insostenible si tomásemos como referencia 15 años. En esta franja de edad se jubilarían otro 28,57% adicional. Entonces, en los próximos 15 años se jubilaría el 84,00% de la plantilla actual.

    El personal menor de 50 años, supone solamente el 16,00% de la plantilla de la Seguridad Social. De esos 3.789 menores de 50 años hay 78 menores de 30 años y solamente 2 (un hombre en el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) y una mujer en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) son menores de 25 años.

    2) En materia de evolución del personal que presta servicios en la Seguridad Social, hay una pérdida constante de efectivos en todas las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social. Se han perdido 5.295 efectivos en el periodo 2009-2018. La pérdida media de efectivos en el periodo estudiado es del 17,11% del total del personal. La tendencia bajista, no solo se mantiene, sino que se agrava.

    El único aumento parcial en los efectivos se produce en el año 2012 gracias a un concurso de traslados de personal funcionario por el que ingresaron 1.158 efectivos de fuera de la Seguridad Social y se aumentó la plantilla en todas las provincias salvo en Ceuta. En los siguientes concursos de traslados, la plantilla no se ha incrementado. Aun así, el aumento parcial de 2012 es un espejismo ya que el número de efectivos en el año 2013 es incluso inferior al de 2011.

    Mención aparte merece el Instituto de Mayores y Servicios Sociales, que lleva una evolución distinta. En este organismo el aumento se produce en 2010, empezando su declive el año siguiente, sin llegar a beneficiarse del aumento parcial que se produce en el resto de Entidades. El IMSERSO se beneficia de un ligerísimo repunte positivo en los años 2015 y 2016. Aumenta 10 efectivos en 2015 y 23 en 2016. El aumento de plantilla se produce fundamentalmente por la apertura de los nuevos Centros de Referencia Estatales ubicados en Castilla y León (Burgos, León y Salamanca) y Melilla. Este ligerísimo aumento se ve amortizado en 2017 cuando cuenta con tan solo 2.178 efectivos en 2017 cayendo otra vez a 2.122 de 2018.

    Por provincias, la pérdida de efectivos es generalizada, salvo el personal en el extranjero (+3), Salamanca (+8) y Melilla (+25). La pérdida de efectivos es superior al 17,11% mencionado en las siguientes Comunidades Autónomas, por orden de pérdida: Comunidad de Madrid (-23,11%), País Vasco (-21,66%), Catalunya (-20,84%), Comunidad Foral de Navarra (-20,77%), Cantabria (-19,11%), La Rioja (-18,40%), Canarias (-17,16%) y Castilla-La Mancha (-17,16%).

    La pérdida de efectivos es superior al 17,11% mencionado en las siguientes provincias, por orden de pérdida: Girona (-32,57%), Áraba-Álava, Madrid, Lleida, Tarragona, Bizkaia, Huelva, Ciudad Real, Asturias, Cuenca, Valladolid, Navarra, Tenerife, Segovia, Teruel, Gipuzkoa, Castellón, Cantabria, Toledo, Barcelona, La Rioja y Lugo.

    3) En materia de ocupación, las Relaciones de Puestos de Trabajo, que están completamente obsoletas y es necesaria una reforma total de las mismas, no están ni mucho menos ocupadas. Del conjunto de las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social estudiados, de los 30.150 puestos de trabajo que deberían estar ocupados, solamente lo están 24.288 puestos. Esto supone que de media no están ocupados el 19,44% de los puestos (19,66% de personal funcionario y el 15,64% en personal laboral). Hay, por lo tanto, 5.862 puestos de trabajo sin cubrir, 5.607 con personal funcionario y 255 con personal laboral. En términos globales, sumando personal funcionario y laboral, los mayores déficits de personal se producen en Girona (-34,84%), Madrid (-26,25%), Santa Cruz de Tenerife (-25,32%), Servicios Centrales (-24,88%) y Tarragona (-24,62%).

    El desarrollo tecnológico y las novedades en la gestión de los recursos humanos no solucionan el grave déficit de personal que padece hoy la Seguridad Social y que se agravará considerablemente en el tiempo. Por supuesto que CCOO no está en contra del desarrollo tecnológico. Lo que ocurre es que el avance en la Administración Electrónica no va acompasado con los avances de la ciudadanía a la que se prestan los servicios. El 6 de marzo de 2018 se publicó la Orden por la que se regula el Sistema de Remisión Electrónica de datos (Sistema RED) en el ámbito de la Seguridad Social. Esta Orden extiende el Sistema RED de forma obligatoria a los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia integrados en los Regímenes Especiales de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos y de los Trabajadores del Mar (en este último caso con excepciones), que deberán llevarla a cabo antes del 1 de octubre de 2018. Sin embargo, seguimos sufriendo una notable brecha digital entre las distintas partes del territorio y en algunos sitios se padecen enormes deficiencias en conexiones para poder transmitir datos vía digital con rapidez y seguridad.

    Además, la falta de personal provoca esperas interminables en las citas previas. En los CAISS (Centros de Atención e Información de la Seguridad Social) la citas previas para informarse de una pensión de jubilación pueden retrasarse por encima del mes (esto ocurre en centros de Murcia, Girona, Alicante, Tenerife y Madrid). Por no mencionar la cada vez mayor “externalización” de los servicios que debería seguir prestando la Seguridad Social.

    CCOO denuncia una vez más esta situación porque defiende una Seguridad Social pública y de calidad donde los servicios sean prestados por empleados y empleadas públicos, y para ello es imprescindible el inicio inmediato de un proceso de cobertura de las vacantes.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.