Protestamos por la externalización de la venta de productos de la ONCE

    El sindicato considera preocupante los efectos de la externalización sobre el empleo, sobre las retribuciones económicas de sus vendedores y vendedoras, y en la imagen pública de la propia entidad.

    24/11/2016.
    Temas
    Manifestación de personal laboral de la ONCE

    Manifestación de personal laboral de la ONCE

    Mañana viernes 25 de noviembre, delegadas y delegados de CCOO se concentrarán ante la sede del Consejo General de la ONCE en Madrid (calle José Ortega y Gasset, nº 18), entre las 12 y las 13:30 horas, para manifestar una vez más su rechazo a la política comercial de la entidad que, en contra de la opinión de la dirección de la ONCE, poco o nada beneficia al conjunto de vendedores y vendedoras.

    La dirección de la ONCE resalta el supuesto beneficio de las ventas por el Canal Físico Complementario para el personal vendedor de la entidad que se traduce, dicen, en un aumento de las ventas medias y de las comisiones que cobra el personal vendedor, pero no da la más mínima explicación o dato cuantitativo y cualitativo que puedan apoyar sus afirmaciones.

    CCOO considera que el aumento desproporcionado del canal de venta externo, sobre el que la ONCE no explica sus previsiones de desarrollo y expansión, ha provocado que desde 2009 se hayan perdido 1.613 puestos de trabajo de venta y 845 de personal no vendedor, y que se hayan cerrado más de 60 centros de trabajo.

    Asimismo las retribuciones del personal vendedor se han visto afectadas por la disminución progresiva de las ventas (- 9% desde 2009) y además la dirección de la ONCE hace una aplicación rigurosa del régimen disciplinario, estableciendo suspensión de empleo y sueldo e incluso el despido, por las dificultades de llegar a los mínimos de venta exigidos por la empresa a sus vendedores y vendedoras.

    La precariedad laboral es otro elemento importante de la situación actual en la ONCE. Un importante número de contrataciones no se consolida con el único argumento de que el vendedor o vendedora no alcanza las cifras de venta establecidas unilateralmente por el departamento comercial, normalmente por encima de las obligatorias establecidas en convenio.

    CCOO exige a la ONCE una reconsideración de esta política institucional que perjudica gravemente a su personal vendedor y no vendedor, que renuncie a la expansión desorbitada del canal físico complementario, ajeno al personal vendedor de la ONCE, y que lleve a cabo una verdadera labor social hacia las personas con discapacidad en general y las personas invidentes en particular.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.