Unipost echará el cierre definitivo a finales de abril

    CCOO ha tenido conocimiento del despido de Pablo Raventós, director general de Unipost, y seguirá insistiendo para que sea declarado culpable de llevar al primer operador postal privado del país a liquidación. Previo al cierre definitivo previsto por la administradora concursal a finales de abril, se producirán tres ERE acompañados de cierre de centros y la plantilla seguirá cobrando su nómina de manera fraccionada.

    27/02/2018.
    Concentraciones de la plantilla de Unipost

    Concentraciones de la plantilla de Unipost

    En la reunión de la comisión informativa celebrada el lunes 26 de febrero, la administradora concursal, del despacho Jausas Legal, ha procedido a establecer el calendario previsto de cierre de la empresa que estima se producirá a finales de abril.

    A finales de la semana pasada, fuentes de CCOO conocían la decisión por parte de la Administración de proceder al despido del director general de la empresa, Pablo Raventós. Más allá de la calificación o del informe que realice Jausas, CCOO seguirá insistiendo en la responsabilidad de este miembro de la familia Raventós en llevar a Unipost, el primer operador postal privado del país, a liquidación, dejando sin empleo a casi 2.400 personas de manera directa y cientos indirectas.

    Antes de que se produzca el cese de la actividad, la administradora concursal acometerá nuevos cierres de centros y expedientes de regulación de empleo en distintas fases a principios del mes que viene (250 trabajadoras y trabajadores), mediados de marzo (en torno a 500), y el resto de la plantilla a finales de abril. Asimismo, el personal seguirá cobrando la nómina pero de manera fraccionada, método habitual de pago en los últimos años y que ha sido denunciado reiteradamente por este sindicato.

    Por otro lado, se están produciendo distintas reuniones con los clientes para fijar los plazos del cese de la actividad, que se irá traduciendo en el cierre de centros. Actualmente quedan abiertos 56 centros en prácticamente toda España.

    CCOO lamenta que la falta de iniciativa y de toma de decisiones por parte de los directivos desde hace años, pese a las reiteradas advertencias de este sindicato en los tribunales y en instancias políticas, hayan llevado a la quiebra al operador postal privado y a la pérdida de empleo de más de 2.400 personas, como lamenta que el Gobierno no se haya querido implicar en uno de los ERE más grandes de España. Por eso, exige que se tenga el mayor de los respetos y celeridad en los trámites para no alargar la agonía de una plantilla que ya ha sido lo suficientemente castigada con recortes de derechos, salario y sucesivos expedientes de regulación de empleo temporal.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.