Transportes Souto cesa su actividad dejando en completa indefensión a 650 trabajadoras y trabajadores

    La plantilla no cobra pero legalmente tampoco puede acceder al subsidio por desempleo.

    01/03/2018.
    Transportes Souto

    Transportes Souto

    Transportes Martínez Souto, empresa de matriz gallega del sector del transporte de mercancías, tiene parada su actividad desde la pasada semana con una improvisada situación de características de "cierre patronal", sin explicaciones, adeudando nóminas a la plantilla, dejando un escenario de indefensión laboral a las personas trabajadoras afectadas, además del perjuicio en la realización de una salida con garantías, organizada y negociada, sin pérdida de indemnizaciones por posibles responsabilidades.

    Similitudes en la actuación de otras empresas de transporte
    CCOO cree que el caso de la inactividad de Martínez Souto guarda paralelismo y similitud con otros casos conocidos como Transportes Cobo, Transportes Ochoa y Transportes Buytrago, empresas que al igual que Martínez Souto, con actividad de transporte rentable, han hecho una fuerte inversión en patrimonio inmobiliario, que les ha generado una deuda que ahora les lleva a no poder responder a los pagos estipulados y entran en situación de insolvencia.

    Y mientras, los aproximadamente 650 trabajadores y trabajadoras distribuidos en unos 40 centros de trabajo se encuentran en un “limbo” laboral, puesto que no cobran de la empresa pero legalmente tampoco pueden acceder al subsidio por desempleo ni estar en situación de búsqueda de empleo activo. A esto se le suma la irregularidad de que la empresa, en lugar de entregar una carta de permiso retribuido que permita a su personal sin actividad ausentarse del puesto de trabajo, les ha comunicado que cubran las pocas expectativas de trabajo de manera rotativa y sin criterio organizado por la propia empresa, y que el resto de tiempo no utilizado para cubrir la poca actividad que ha quedado se impute a sus vacaciones no disfrutadas.

    Respecto a las empresas anteriormente citadas, la actuación de Transportes Souto también guarda relación con la instrumentalización fraudulenta de la Ley Concursal. Transportes Souto solicita entrar en preconcurso de acreedores —figura que la Ley Concursal habilita para buscar la viabilidad de las empresas— cuando la empresa ya ha cesado su actividad. Según CCOO, esto lo hacen para poder eludir las responsabilidades de no haber reconocido el problema y ganar tiempo, porque en esta situación los administradores de la empresa pueden estar hasta cuatro meses en la misma sin que pueda entrar un administrador concursal.

    “Estamos ante un panorama de búsqueda de soluciones urgentes que, por un lado, permitan sacar a las y los empleados lo mas rápidamente posible de la situación en la que les han colocado y, por otro, se establezcan fórmulas de salida, que en caso de detectar responsabilidades indemnicen adecuadamente por el perjuicio acarreado y garanticen la ejecución de dichas indemnizaciones en la liquidación de la compañía”, afirma CCOO.

     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.