Informe sobre precariedad laboral

    No es fácil aislar el fenómeno de la precariedad laboral del deterioro generalizado de las condiciones de trabajo. Nuestra propuesta es que la precariedad se define, sobre todo, por una mayor debilidad en la capacidad de organización y negociación de trabajadoras y trabajadores, lo que da a la lucha contra la precariedad un carácter nuclear en la lucha por la mejora de los derechos laborales en su conjunto.

    12/11/2018.
    Trabajador

    Trabajador

    Como introducción a esta problemática, realizamos una "foto fija" de este fenómeno a partir de indicadores cuantitativos de cinco características de nuestro mercado laboral: la presencia de relaciones laborales atípicas, la temporalidad, los límites a la negociación colectiva, la baja remuneración y el subempleo, y las carencias en la protección social.

    Todos los indicadores apuntan a un empeoramiento de las condiciones de trabajo en España, tanto a nivel global como sectorial. Destacamos, una vez más, la preocupante tasa de temporalidad, que duplica la media europea (y que sigue creciendo, alcanzando el 27,4% en el tercer trimestre de 2018). Por otro lado, evidenciamos que desde 2013 crece el número de personas trabajadoras en situación de pobreza (13,1% en 2017, unos 4 puntos por encima de la media europea) y que al menos un 16,8% de los trabajadores no alcanzan un salario digno (2016). Advertimos que estos indicadores, basados en umbrales relativos a la media de ingresos, subestiman el alcance de la pobreza laboral en España, considerando que uno de cada cuatro trabajadores ingresaba en 2014 menos de 14.000 euros anuales.

    Para acceder al informe completo, escribe un correo a empleo@fsc.ccoo.es

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.