Cartas a la Secretaría de las Mujeres

    Afortunadamente se ha avanzado en la igualdad entre hombres y mujeres, y hoy en día se han acabado con ciertos roles, pero todavía falta mucho por conseguir, como la igualdad en el ámbito familiar.

    10/01/2019. Diana García Ledesma y Beatriz Aguado, delegadas CCOO en Dachser
    La desigualdad en las empresas

    La desigualdad en las empresas

    Dentro de las tareas del hogar, podemos separarlas en dos, las directas, relacionadas con el cuidado de hijos o padres; o las indirectas, resto de las tareas del hogar, limpieza, comidas…

    Hablamos de este asunto porque es un tema que a día de hoy nos perjudica como mujeres y sentimos que una buena educación en este asunto es clave para el futuro de nuestros hijos.

    En el caso del cuidado de los hijos nos gustaría que hubiese más formaciones, charlas o talleres por parte del sindicato, especialmente por parte de la Secretaría de Mujeres, para concienciación de los padres, de los hombres en general sobre la importancia que tienen en la crianza de un hijo, al igual que una madre.

    La secretaria de las mujeres ha de animarles a coger sus derechos, excedencias, reducciones de jornada, poder ir al médico con los niños. Y no solo concienciar a los hombres, sino también a la sociedad, a las empresas, potenciando la conciliación familiar.

    Somos el quinto país en Europa con mayor porcentaje de mujeres fuera del mercado laboral, siendo la mayoría de mujeres las que se encargan de las tareas del hogar aun estando trabajando fuera de casa y a partir del tercer año de nacimiento, tan solo el 5,6% de los padres se ocupan fundamentalmente de la atención de los hijos, frente al 87% de las mujeres.

    En el resto de tareas del hogar, sin entrar al detalle de la separación de las tareas entre hombres y mujeres, lo que todavía prima es el rol de la mujer, que ocasiona inevitablemente una carga mental, al ser ella la que lleva el mayor peso en estas tareas. No basta con que las mujeres pidan ayuda al hombre, como si fuese ella la que llevase el control de todas las tareas del hogar, ejerciendo de coordinadora, sino que debe ser una responsabilidad conjunta y compartida.

    Quien cumple con sus deberes podrá disfrutar de sus derechos.

    Es importante que estos aspectos cambien, y que nuestros hijos crezcan educados como iguales, para que en el futuro la desigualdad no exista.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.