“La falta de recursos criminaliza a las personas migrantes y afecta gravemente a la salud del personal que trabaja con ellas”

  • Jornada “Condiciones laborales en la atención a personas migrantes”

El 25 de junio FSC-CCOO celebró en Madrid una jornada sobre migraciones en la que participaron personas que trabajan en estos servicios, representantes de los principales partidos políticos y el personal del sindicato que ha elaborado el informe “Condiciones laborales del personal en la atención a personas migrantes”.

28/06/2019.
Jornada “Condiciones laborales en la atención a personas migrantes”

Jornada “Condiciones laborales en la atención a personas migrantes”

Juana Olmeda, coordinadora de la Dirección de FSC-CCOO, abrió la jornada, que comenzó con la presentación del citado informe. María José Marín, secretaria de Políticas Sociales, explicó de dónde partió la idea de hacer este estudio y de los pasos que se han dado a partir de este diagnóstico, como su presentación en el Parlamento Europeo. También informó de la creación de una “Red de trabajadores y trabajadoras que atienden a personas migrantes” (UECARE), con participación de organizaciones sindicales de toda Europa.

La política migratoria determina la calidad de la acogida de las personas migrantes

Victoria Fernández, socióloga del Gabinete Técnico, expuso los resultados de la investigación. Partió de una contextualización sobre la migración en España y sobre las necesidades de acogida. Citó el aumento de las entradas por vía terrestre y marítima, la evolución ascendente del saldo migratorio y la creciente entrada de menores no acompañados. A continuación, señaló a la política migratoria como el principal factor de influencia en la calidad de acogida que reciben las personas migrantes.

“Actualmente, Europa tiene una política centrada básicamente en el control de fronteras, más que en una verdadera política que hable de gestión de flujos migratorios y de acuerdos a largo plazo que posibiliten las entradas legales de migrantes. Como datos relevantes de esta tendencia política, cabe destacar que el presupuesto de Frontex (Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas) aumentó un 188,5 % entre 2014 y 2018, pasando de 98 a 283 billones de euros”.

Sobre las condiciones laborales, el estudio refleja que la externalización de servicios hacia empresas privadas se traduce en mayor precariedad. Por ejemplo, la temporalidad en servicios externalizados está entre el 33 % y el 64 %. Las condiciones salariales también son mucho peores, ya que a veces no se cumplen ni siquiera los salarios pactados en convenio.

La salud laboral es un tema preocupante dentro de los servicios de acogida y los riesgos psicosociales el principal motivo de siniestralidad. El estrés y la fatiga laboral por la falta de personal, hacen que el 52 % del personal haya sufrido ansiedad en el último año. El personal de centros de menores sufre agresiones verbales y físicas, motivadas muchas veces por el hacinamiento y la falta de recursos. Otro riesgo que afecta especialmente al personal de centros de menores es el posible contagio de enfermedades. Se han detectado grandes deficiencias, como falta de protocolos de actuación, formación o la provisión de materiales de protección.

La falta de recursos criminaliza a las personas migrantes

En la siguiente mesa participaron trabajadoras y trabajadores que contaron en primera persona cómo es su día a día atendiendo migrantes. Todos destacaron la grave falta de recursos económicos y humanos, debido a las malas políticas o prioridades políticas, que acaban criminalizando a las personas migrantes.

Fátima Aguado, secretaria de Internacional de FSC-CCOO y coordinadora de este estudio en el ámbito de la Federación Europea de Sindicatos de los Servicios Públicos (EPSU), moderó esta mesa en la que intervinieron Cristian Castaño, trabajador de Salvamento Marítimo, Laura Saz, educadora de menores en centros privados, Juan Carrascosa, educador de menores en centros públicos, y Alfredo Campos, extrabajador de la Oficina de Asilo del Ministerio de Interior.

En la descripción de los diferentes servicios en los que realizan su trabajo, se demuestra la falta de unas políticas migratorias que piensen en las personas, tanto en las que trabajan en estos servicios como en las reciben esa atención: largas colas, hacinamiento en centros de atención de menores y adultos, jornadas de trabajo excesivas en salvamento marítimo, agresiones, etc. Si bien, tal y como se dijo, el problema no son las personas migrantes sino la falta de recursos y de unas políticas que traten el fenómeno migratorio como algo estructural.

Los partidos plantean un pacto de Estado sobre migraciones

En la siguiente mesa participaron representantes de los principales partidos políticos. Miriam Pinillos, secretaria de Políticas Públicas de FSC-CCOO, moderó esta mesa en la que PSOE, PP, Ciudadanos, Izquierda Unida y Podemos coincidieron en valorar positivamente el estudio y se comprometieron a estudiar la posibilidad de hacer una proposición no de ley sobre la atención a las personas migrantes.

Participaron Jesús Martín Rodríguez (PSOE), Sofía Acedo (PP), Sara Giménez (Ciudadanos), Francisco J. Pérez (Izquierda Unida) e Isabel Franco (Podemos). Cada uno planteó sus propuestas en materia de inmigración pero coincidieron en que, más allá de los colores, es necesario acordar un pacto de Estado sobre migraciones: hacer una política migratoria conjunta y trabajar por una solución tanto para las personas migrantes como para las trabajadoras y trabajadores que trabajan con ellas, que tienen unas condiciones laborales precarias, con riesgos continuos para la salud y trabajan en un permanente estado de emergencia.

Todos los representantes políticos afirmaron que las políticas de Salvini son inadmisibles en materia de inmigración, pretendiendo multar a las personas que ayuden en los rescates de personas. Se remarcó que no se puede negociar con la extrema derecha en España, si se quiere garantizar la democracia y los derechos y libertades.

Las personas migrantes serán fundamentales para mantener los servicios públicos

Acabada la mesa de políticos, se celebró la última en la que participaron Lola Santillana, secretaria confederal de Empleo y Migraciones de CCOO, y Carlos Gutiérrez, secretario confederal de Juventud CCOO.

Santillana destacó la necesidad de poner en marcha la red de trabajo EURES, que es la plataforma que ayuda a los solicitantes de empleo a salir al extranjero para buscar trabajo en Europa, y exigió la mejora de las condiciones laborales de las personas que trabajan con migrantes.

Por su parte Gutiérrez habló de los datos migratorios y de que, según la pirámide demográfica, hay más personas que mueren frente a las que nacen y por tanto habrá que plantear que vengan migrantes para poder mantener los servicios públicos y las pensiones.

El cierre lo realizó Libertad Camino Alcocer, secretaria de Juventud de FSC-CCOO, que destacó la necesidad de una política migratoria que no criminalice a los migrantes. Instó a defender los servicios públicos y a no mercantilizar la atención a las personas migrantes, privatizando servicios.

Alcocer también incidió en que es fundamental una mayor unidad de la izquierda para poder frenar el avance de la ultraderecha, que no viene a mejorar las condiciones laborales ni las libertades de las personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.