El suelo pegajoso

    Salir de este “espacio natural” que según el patriarcado les corresponde a las mujeres es un obstáculo para su desarrollo profesional. Existe mucha presión dentro de la pareja, en la familia y en la sociedad para hacer creer a las mujeres que son las principales responsables del cuidado. El sentimiento de culpa y las dobles jornadas dificultan su promoción profesional, tal y como está configurado el mundo empresarial masculino.

    03/07/2019. Maite Sánchez Martín, Sector de Medios de Comunicación, Arte, Cultura, Ocio y Deporte de FSC-CCOO Madrid
    Ilustración de Laura Saz Almazán

    Ilustración de Laura Saz Almazán

    Este concepto está relacionado con el famoso “equilibrio” de trabajo en y fuera de casa, tan complicado de mantener para muchas mujeres.

    “Hay demasiadas reducciones de jornada”

    Hace poco, en el año 2017, un director de RRHH del grupo editorial en el que era delegada de personal me dijo que teníamos que ver cómo solucionábamos el ‘problema’ que tenía en varias empresas porque había muchas mujeres con reducción de jornada por guarda legal. En este grupo también hay hombres, pocos pero los hay, que tienen la reducción de jornada por guarda legal pero ellos no son un problema.

    El problema se soluciona respetando el derecho de la mujer a tener una vida laboral plena sin perder una vida personal plena. Racionalizar los horarios para todas las personas, mujeres y hombres, que hagan que la sociedad sea más igualitaria, humana y feminista, haría que la medida legal de la reducción de jornada no fuera la única posibilidad de conciliar nuestra vida profesional con la personal.

    Si no existiera esa posibilidad muchas de esas mujeres no podrían aspirar a estar en puestos de dirección (que ninguna lo está), muchas de esas mujeres estarían en sus casas cuidando a sus hijas e hijos porque el patriarcado sigue existiendo en este país, porque parte de la crisis que tenemos ahora es pensar que no se avanza y, si pensamos que no se avanza, entonces negamos el esfuerzo de la gente que nos ha precedido y eso a mí también me parece muy malo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.