Nos ha dejado Andrea Camilleri: El comisario Montalbano queda huérfano

    Reconocido internacionalmente, un reconocimiento tardío a partir de 1994 cuando tenía 64 años, con la aparición de la primera obra con el comisario Montalbano iniciando así una serie de novela negra de un éxito notabilísimo, no tan solo en las publicaciones sino también en la serie televisiva. Camilleri tenía detrás una larga trayectoria como guionista, director teatral y dedicado al mundo de la televisión. Muere con 93 años, un siciliano nacido en Porto Empedocle el 6 de septiembre de 1925, y que vivía adoptado por la bella Ciudad de Roma.

    18/07/2019. Xavi Navarro, responsable de Estudios y Cultura de FSC-CCOO
    Fragmento de la portada de una novela de Andrea Camilleri. Editorial Salamandra

    Fragmento de la portada de una novela de Andrea Camilleri. Editorial Salamandra

    Desde el primer momento que se conoció su muerte, la CGIL, el conjunto de sus organizaciones explicitaron su estrecha relación y cariño a su persona pues siempre estuvo estrechamente relacionado con el sindicato. La CGIL de la Lombardía manifestó: "Por el Trabajo cultural con el que nos has enriquecido y la humanidad que nos has enseñado: gracias maestro". Y es que Camilleri, como bien destaca Mauricio Landini, secretario general de la CGIL, mantenía una profunda amistad con el sindicato, que viene de lejos.

    Camilleri se unió en 1944 al Partido Comunista (PCI), y a pesar de haber tenido diversas ofertas para ocupar cargo político como Diputado, nunca aceptó participar en listas electorales.

    Para Camilleri, socialismo y democracia era la síntesis de un camino hacia la transformación política, económica, social y cultural inspirada en los principios de dignidad, justicia, libertad, equidad y solidaridad. Siempre se reivindicó comunista y nunca dió el paso de inscribirse en el PDS (ahora PD).

    Fué reconocido por el gran público con su personaje Salvo Montalbano, aunque tenía una larga trayectoria, como maestro de arte dramático, escenógrafo y director teatral con un cierto relieve público gracias a su trabajo como realizador de obras dramáticas en la RAI. Pero fué con el personaje de Montalbano que tiene una eclosión de público, gracias a un comisario de policía en Vigata, pueblo inventado de la Sicilia profunda.

    Montalbano es un apellido común en Sicilia, pero también es un homenaje a Manuel Vázquez Montalbán por quien sentía una gran admiración. Tanto el personaje de Manuel Vázquez, Carvalho , como el de Camilleri, Montalbano, guardan una estrecha relación, un gran parecido aunque el siciliano en lugar de quemar libros, lee de manera ávida.

    Las historias de Montalbano no van de mafias. En las historias, el delito es la excusa para radiografiar una Sociedad, una forma de vida, y en más de una ocasión el personaje manifiesta las ideas políticas del autor.

    Camilleri siempre se consideró "un simple mortal empleado de la escritura" y en una entrevista de hace un año aproximadamente, aún se confesaba comunista y ateo, "Sí, sigo siendo siempre comunista. Es como una enfermedad de la que es difícil curarse" Paradójicamente, él, un no creyente manifestó admiración por el Papa Francisco del cual llegó a decir que "es la única persona con la cabeza bien puesta", afirmación que venía a colación de una colaboración para su gente de la CGIL, concretamente en apoyo del referéndum que el sindicato impulsaba, y donde Camilleri afirmaba que "la pérdida del trabajo es una ofensa a la dignidad del hombre "coincidiendo con las afirmaciones que por entonces realizó el Papa.

    La ausencia de Camilleri, es la ausencia del intelectual, de un amigo y compañero, uno di noi, comprometido con la clase trabajadora, con las ideas emancipadoras y que nunca se rindió.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.