La investidura es un paso imprescindible para el futuro

    Ganemos el futuro con una alianza de la izquierda que abra el presente.

    24/07/2019. Pepe Fernández, secretario general de FSC-CCOO
    Congreso de los Diputados

    Congreso de los Diputados

    La sesión de investidura está siendo un momento clave para el futuro del país. Se han evidenciado todas las propuestas políticas que hay sobre la mesa: la derecha, más de lo mismo, disfrazándose con palabrería hueca que esconde sus políticas periclitadas y fracasadas que tanto dolor han causado; la izquierda, con programas sociales, de ampliación y mejora de los derechos para la gente trabajadora, debe perseverar hasta alcanzar un acuerdo de legislatura y gobierno, que sume voluntades y haga posible avanzar con paso firme sobre los grandes retos que tiene la sociedad española y las trabajadoras y trabajadores en particular: mejoras salariales, políticas de empleo, pensiones, recursos para hacer frente a la digitalización en la perspectiva de una transición justa, atención al medioambiente como política prioritaria, aplicación de un programa ambicioso para la igualdad efectiva de mujeres y hombres y atajar con autoridad el machismo criminal que se enseñorea por la sociedad española.

    Una Federación como la nuestra tiene reivindicaciones pendientes que tienen que encontrar amparo en las nuevas políticas a desplegar: reconocimiento de las empleadas y empleados públicos con la devolución de sus derechos robados y establecimiento de un pacto de Estado que haga posible una mejora global de las Administraciones Públicas, más democráticas, más implicadas en las vidas de la ciudadanía y más accesibles, a través del necesario proceso de digitalización en todo el sector público.

    Tenemos la exigencia de ir a un modelo sostenible de transporte, que sea capaz de integrar todos los modos y suponga una mejora sustancial del derecho a la movilidad, avanzando de forma acordada en las transformaciones que sean convenientes, con la participación de las trabajadoras y trabajadores del transporte, que además deben ver mejoradas sus condiciones de trabajo y retribuciones.

    Debe haber una apuesta clara por un servicio postal universal de calidad, como sistema de vertebración y cohesión territorial, especialmente en el medio rural, que junto a los servicios públicos esenciales permita mantener su población.

    Sabemos que estamos ante la posibilidad de una transformación social de envergadura, que es imprescindible con la participación de los medios de comunicación social, que tienen que cumplir su papel vertebrador de una opinión pública democrática, bien informada sobre datos veraces, no manipulados por los intereses económicos de las empresas que actúan como lobbies de poder al servicio de los poderosos.

    Queremos una alternativa de gobierno, con un programa situado claramente en la izquierda, en la que se reconozca la mayoría social española, dispuesta a abordar todos los retos por complejos que puedan parecer, entre ellos, la necesidad de hablar de una nueva concepción del Estado español, con el necesario acomodo de todas las sensibilidades y comunidades autónomas.

    Estamos ante un reto impensable hace un año, no desaprovechemos la oportunidad. El país avanzará si la izquierda elabora una alternativa programática y la lleva a cabo en un gobierno construido al efecto, con la participación de la pluralidad que hizo posible hace tres meses la derrota de los conservadores de siempre, hoy dispersos en tres partidos con un mismo objetivo: seguir imponiendo sus políticas antisociales y, en algunos casos, antidemocráticas.

    Ganemos el futuro con una alianza de la izquierda que abra el presente.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.