Comisiones Obreras - Federación de Servicios a la Ciudadanía

Comisiones Obreras - Federación de Servicios a la Ciudadanía
25 de noviembre día internacional contra la violencia de género

martes 10 de julio de 2012

Transportes Ochoa entra en un concurso de acreedores

La empresa Transportes Ochoa SA se encuentra, desde el 5 de julio, en situación de concurso de acreedores, tras la previa solicitud efectuada por esta mercantil el 27 de junio. Entre las dos fechas, concretamente el 28, la mercantil aragonesa, en una decisión unilateral y voluntaria, cesó la actividad bajo el pretexto de un inexistente conflicto laboral y que ha sido escenificado por la propia empresa.

Tras un tiempo de generoso y prudente silencio sobre el conflicto laboral generado en Transportes Ochoa, el Sector de Carretera de CCOO cree que ha llegado el momento de desentramar todo el cúmulo de mentiras vertidas al respecto y que, lamentablemente, se resumen en el intento de salvar el más que generoso patrimonio inmobiliario adquirido por la mercantil zaragozana durante la primera década del siglo, a costa de sus trabajadores y trabajadoras, tanto asalariados como autónomos.

Desde el 28 de junio y tras un aviso realizado el día anterior, carente de la formalidad necesaria de informar a trabajadoras, trabajadoras y representantes sindicales de la intención de entrar en concurso de acreedores voluntario, la empresa Transportes Ochoa SA ha cesado la actividad de manera voluntaria argumentando un inexistente conflicto laboral, instrumentado y escenificado por la propia mercantil.

Para CCOO, esta manipulada decisión empresarial sólo puede calificarse de injustificada e irresponsable. Cesar en su actividad, que hasta esa fecha se venía desarrollando con perfecta normalidad, además de vulnerar el derecho de las personas trabajadoras a obtener ocupación efectiva, cierra cualquier posibilidad de generar nuevos ingresos, agravando la situación financiera de la empresa y, por tanto, incurriendo en parámetros de culpabilidad y responsabilidad en el recién iniciado concurso de acreedores.

Para ello, la empresa no ha dudado en desviar su actividad hacia otras empresas del sector, generando con ello un enorme perjuicio, tanto en lo que se refiere a la viabilidad de la empresa como a los derechos de los trabajadores.

Por otro lado, es preciso insistir en que la empresa carece de cualquier tipo de autorización para acordar unilateralmente el cese de la actividad, y obligar a la plantilla a acudir a sus puestos de trabajo sin proporcionales trabajo efectivo.

De esta actuación empresarial, CCOO ha dado traslado a la Dirección General de Empleo, adjuntando las numerosas denuncias realizadas por los trabajadores y trabajadoras de Transportes Ochoa a las inspecciones provinciales de Trabajo correspondientes.

Además, y según parece, se está dejando traslucir a través de interesadas filtraciones -de las que habrá que comprobar su veracidad-, que una empresa con 70 millones de euros de deuda, deuda que de ser cierta está muy por encima de su capital social, ha obviado la legalidad no entrando en concurso de acreedores con bastante antelación a las fechas actuales, trasladando su responsabilidad a trabajadores a los que se ha querido hacer responsable de una deuda generada por compra de capital inmobiliario entre 1998 y 2008 y que se puede cuantificar entre naves industriales y fincas urbanas en casi 50 propiedades de la compañía.

De una lectura detenida de la situación, parece desprenderse que la empresa ha demorado la decisión de entrar en concurso, sustituyéndola por otras como el ERE extintivo aprobado y no ejecutado hasta la fecha, que sí que pondría en peligro la competitividad de la empresa, con la única intención de salvaguardar el patrimonio. A estos efectos, tampoco se puede pasar por alto que recientemente ha sido creada una sociedad patrimonial, Riojana de Naves, de mismos dueños y misma razón social, a la que ya Transporte Ochoa ha vendido (se han vendido) algunas naves.

Porque, a pesar de que algunos se empeñen en desviar la atención hacia lo que se considera un problema relacionado con los salarios de los trabajadores y trabajadoras y de los marcos laborales del Estado español, la realidad es tozuda, y los balances de resultados también, y de los auditados se desprende una actividad rentable en cuanto al transporte y caótica en cuanto a la inversión en patrimonio inmobiliario del que se ha dotado la empresa.

Es indudable que haciendo analogía con otros casos notables que se dan en estos días de inversiones inmobiliarias desmesuradas, nos encontramos ante situaciones que culpabilizan a los responsables de dichas decisiones, y que en ningún caso parece evidente que esta haya sido decisión ni de trabajadores, ni de sindicatos.

No obstante, lo que es una realidad es que el patrimonio existe, y su valoración también: la misma empresa lo cuantificó en 55 millones de euros en una comunicación realizada el mismo día en que, de manera no formal, anunció a trabajadores y clientes su solicitud de concurso voluntario.

CCOO cree que es necesario depurar las responsabilidades propias de este tipo de situaciones que puedan tener los administradores de la empresa, y habrá que responder al perjuicio creado tanto a trabajadores y trabajadoras como al resto de acreedores.

Además,  CCOO responde a las criminalizaciones y presiones que, con carácter previo a la solicitud de concurso de Ochoa, se han venido haciendo desde la dirección de la misma contra trabajadores, representantes sindicales y los propios sindicatos, a los que se ha culpado de la situación por no retirar legítimos recursos de defensa contra la decisión de la Dirección General de Trabajo de aprobar un ERE con el despido de 200 personas, en lo que a criterio de este sindicato era una decisión nada razonable, desproporcionada y con falta de transparencia, ya que incluso a día de hoy los supuestos trabajadores a despedir no son identificables ni por ubicación geográfica, ni por funcionalidad.

Ahora toca esperar a que empiecen a actuar los administradores concursales designados por parte de Juzgado Mercantil nº 2 de Zaragoza que serán los encargados de depurar las responsabilidades de cada uno, y donde CCOO pondrá el máximo interés en que resplandezca la verdad para exigir la máxima compensación del irreparable daño causado.

Transportes Ochoa entra en un concurso de acreedores

martes 10 de julio de 2012

Áreas temáticas relacionadas

Actualidad - Legal - Noticias

  • Zona de afiliados
  • Afiliate a CCOO
Webs territoriales
Webs sectores
  • Colabora con Gaza
  • campaña Es público, es tuyo, ¡sálvalo!
  • Campaña defendamos los servicios públicos municipales
    • Revista Trabajadora
    • Gaceta Sindical, reflexión y debate
  • Cursos sector público
  • Fundación 1º de Mayo de CCOO
  • Seguro de Incapacidad Temporal
    • Firmas por el derecho humano al agua
    • ILP sobre la dación en pago
  • Guía de acción sindical y VIH
  • Guía del delegado de las AAPP
  • 2º Congreso de FSC-CCOO
  • Descuentos en la universidad on line de La Rioja
  • Acceso a la UNED de los alumnos de la privada
  • Acceso a la UNED para alumnos del sector público
  • Seguros Atlantis
  • II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva
  • Campaña Pon verde a tu empresa